Norwegian Cruise Line ha anunciado una actualización en su planificación de la temporada de 2018/2019 que permite ofrecer a los pasajeros una nueva y apasionante oportunidad para zarpar desde el puerto de Nueva Orleans hacia los destinos caribeños de sus sueños en uno de los barcos más nuevos y grandes de la compañía. Tras regresar de la temporada de verano de 2018 por el Báltico, el Norwegian Breakaway, con capacidad para 4.000 pasajeros, se trasladará de la Gran Manzana a Big Easy durante la temporada de invierno de 2018/19 y navegará al Caribe, pasando por puertos de escala que incluyen Cozumel y la Costa Maya (México); Ocho Ríos, Jamaica; George Town, Gran Caimán; Roatán, Bay Islands, Honduras y el hermoso destino de la isla de Harvest Caye, en Belice. Esta isla ofrece una experiencia diversa y enriquecedora que resalta la belleza y la cultura de Belice, junto con un exuberante paisaje, un bar en la piscina, lujosas villas en la playa, cabañas privadas, emocionantes actividades aéreas y deportes acuáticos. El destino también cuenta con el primer muelle en Belice que permite a los huéspedes caminar directamente del barco al paraíso. Durante la temporada de invierno 2018/19, el Norwegian Gem, uno de los barcos favoritos de clase Jewel, zarpará desde Nueva York.


El Norwegian Breakaway será el barco más grande y nuevo de Norwegian que parta desde Nueva Orleans y estamos entusiasmados con la idea de poder llevar nuestro barco insignia de clase Breakaway hasta este reconocido puerto base”, ha declarado Andy Stuart, President y CEO de Norwegian Cruise Line.

Al trasladar el Norwegian Breakaway de 145.655 toneladas brutas a Nueva Orleans, Norwegian ofrecerá un puerto de salida más práctico, además de un barco más nuevo y grande, a todas aquellas personas que realicen cruceros desde Crescent City y salgan a explorar el mundo. El Norwegian Breakaway cuenta con una amplia variedad de opciones de alojamiento, desde estudios para las personas que viajen solas hasta exclusivos enclaves de lujo con suites, The Haven by Norwegian®; más de 25 servicios gastronómicos muy diferentes; un emocionante parque acuático con cinco toboganes y un apasionante circuito de aventura con tirolinas y The Plank; un espectáculo insignia a lo musical de Broadway que incluye Rock of Ages y mucho más. El Norwegian Breakaway, inaugurado en 2013, fue el primer barco insignia de clase Breakaway e incluye The Waterfront, una cubierta con un paseo de un cuarto de milla con restauración en primera línea, opciones para hacer compras y entretenimiento, junto con el 678 Ocean Place, un complejo de tres plantas en pleno corazón del barco donde los pasajeros podrán disfrutar de vida nocturna, pasar un rato jugando y mucho más. El barco pasará dos semanas en dique seco la próxima primavera y experimentará algunas renovaciones en zonas públicas, entre las que se incluyen la instalación de un suelo nuevo, la actualización del mobiliario, nueva decoración y el cambio de las moquetas de los camarotes. El Norwegian Breakaway llegará a su nuevo puerto base de Nueva Orleans el 11 de noviembre de 2018 y ofrecerá una gran variedad de cruceros hacia el Caribe hasta el 7 de abril de 2019.

El recientemente renovado Norwegian Gem se quedará en Nueva York y ofrecerá varios cruceros con dirección al Caribe, Canadá y Nueva Inglaterra y las Bahamas y Florida. El barco compartirá su puerto base de Manhattan con el Norwegian Escape, que cambiará de ubicación por primera vez desde que se inauguró en 2015 en el verano de 2018, ya que zarpará desde Nueva York con destino a las Bermudas para dar servicio a cruceros de siete días todos los domingos a partir del 22 de abril de 2018.

Los pasajeros que hayan reservado ya su viaje en el Norwegian Gem desde Nueva Orleans deben saber que no les sucederá nada a sus reservas y que automáticamente pasarán a disfrutar del nuevo barco e itinerario. Los nuevos itinerarios caribeños del Norwegian Breakaway desde Nueva Orleans se pondrán a la venta a partir del 24 de octubre.

Etiquetas: , ,