Norwegian Cruise Line
ha anunciado que el Norwegian Bliss, el decimosexto barco de la compañía, zarpará rumbo a la capital mundial de los cruceros tras realizar su temporada veraniega inaugural en Alaska, para fijar su puerto base estacional en Miami en invierno de 2018. A partir del 17 de noviembre de 2018, el Norwegian Bliss realizará cruceros de siete días al Caribe Oriental con salida cada sábado desde el puerto de Miami y con escalas en St. Thomas, Islas Vírgenes EE.UU.; Tórtola, Islas Vírgenes Británicas y Nassau, Bahamas. El Norwegian Bliss ha sido construido a medida para ofrecer a los huéspedes la libertad y flexibilidad de “experimentar la felicidad” (“imagine Bliss” en inglés) y crear su experiencia ideal en el mar con una amplia selección de alojamientos, entre los que se incluyen suites de lujo en The Haven by Norwegian®, estudios para personas que viajan solas con vistas virtuales al mar y nuevas opciones de categorías de camarotes conectados, ideales para grupos grandes que viajan juntos. El Norwegian Bliss contará además con dos salas de observación, una de ellas de uso exclusivo para los huéspedes alojados en The Haven, perfectas para observar ballenas en Alaska o contemplar las puestas del sol en el Caribe.

De camino a Miami después de finalizar su temporada de cruceros por Alaska, el Norwegian Bliss realizará una travesía de cinco días por la costa Pacífica de Vancouver a Los Ángeles el 30 de septiembre, que incluirá una estancia de una noche en Vancouver y escalas en Victoria, Canadá y San Francisco. Los cruceros de siete días a bordo del Norwegian Bliss por la Riviera Mexicana realizarán escalas en Puerto Vallarta, Mazatlán y Cabo San Lucas. En el caso del itinerario de ocho días, también se incluirá una escala en Ensenada, México. El 3 de noviembre, el Norwegian Bliss zarpará desde Los Ángeles en un viaje de 14 días rumbo a Miami a través de las nuevas esclusas del recién ampliado Canal de Panamá y realizará escalas en Puerto Vallarta y Manzanillo en México, Puerto Quetzal en Guatemala, Puntarenas en Costa Rica y Cartagena en Colombia.

Las mismas características que harán que el Norwegian Bliss sea el barco ideal para disfrutar de la mejor experiencia en Alaska también permitirán a los pasajeros vivir el Caribe como nunca antes había sido posible. La joya de la corona de estas características es el increíble Observation Lounge que permitirá disfrutar de unas vistas de 180 grados con ventanales panorámicos, ubicado en la parte delantera del barco, en la cubierta 15. El observatorio será el lugar ideal para disfrutar de cócteles y bebidas de primera mientras se contemplan las imponentes vistas de la puesta de sol en las hermosas islas del Caribe durante la temporada de invierno o los inspiradores glaciares y las vistas de Alaska en verano.

Para continuar con la larga tradición innovadora de Norwegian, el Norwegian Bliss tendrá algo para cada persona a bordo, con opciones de alojamiento que van desde camarotes para personas que viajan solas hasta camarotes conectados ideales para familias, suites verdaderamente chic y más. El concepto insignia de “un barco dentro de un barco” de Norwegian, The Haven by Norwegian®, de nuevo ocupará la parte más alta del crucero con 80 suites verdaderamente lujosas. Este exclusivo enclave de tres pisos ubicado en las cubiertas 17-19 y al que solo se puede acceder con llave electrónica albergará un paraíso apartado con un restaurante privado con terraza exterior, un salón privado y un patio con techo retráctil que cuenta con una piscina, dos jacuzzis, una sauna, salas de tratamiento de spa y una terraza para tomar el sol. Todas las suites de The Haven cuentan con los servicios de un mayordomo y un conserje privado, además de acceso prioritario a reservas, embarque y desembarque VIP, asientos reservados exclusivos en el teatro del barco y mucho más. Algo completamente nuevo de lo que podrán disfrutar los pasajeros de The Haven que viajen a bordo del Norwegian Bliss es su propio Haven Observation Lounge exclusivo de dos pisos, que ofrecerá unas amplias vistas de 180 grados, las mismas de las que disfrutan los oficiales de a bordo desde el puente, además de un servicio de bebidas.

El Norwegian Bliss

Con un peso de alrededor de 167.800 toneladas brutas y una capacidad para 3.900 pasajeros, el Norwegian Bliss se está construyendo en el astillero Meyer Werft en Papenburg, Alemania y su entrega está prevista para la primavera de 2018. Es el tercer barco de la clase Breakaway Plus y la obra de arte del casco del barco fue diseñada por Wyland, el artista de primer nivel especializado en la vida marina. Incluirá imágenes de ballenas jorobadas, presentes en todos los océanos del mundo, sirviendo así de lienzo de grandes dimensiones para mostrar la importancia de la conservación de los océanos. Durante su temporada estival inaugural, el Norwegian Bliss zarpará semanalmente cada sábado desde el muelle 66 de Seattle para realizar cruceros de siete días por Alaska. Esto ofrece a los pasajeros una manera única de ver la última frontera de América a la vez que brinda todas las características innovadoras, entretenimiento, opciones gastronómicas únicas y experiencias a bordo que han hecho famosa a Norwegian Cruise Line alrededor del mundo. El itinerario del barco realizará escalas en Ketchikan, Juneau, Skagway y Victoria, Canadá junto con una navegación por los glaciares.