Seguro que más de uno habrá visto hace un par de días en la Terminal de cruceros de Barcelona un inmenso velero amarrado en el moll adosat. Pues bien, ese enorme velero no es más que el Wind Surf, que ayer mismo partió del puerto de cruceros de Barcelona para iniciar un fantástico crucero del vino.

El Wind Surf es el buque insignia de la naviera Windstar, especializada en cruceros de lujo a bordo de sensacionales veleros. Los viajes en velero son algo diferentes a los que se realizan en los megabuques, sobre todo por el tamaño de estos y también por el hecho de ser mucho más personalizados.

Crucero del vino

El crucero del vino, que se inició ayer mismo desde el puerto de Barcelona, incluirá escalas únicamente en la península ibérica, región donde se producen algunos de los mejores vinos del mundo. Obviamente y tal y como indica su nombre, se trata de un crucero enfocado especialmente para los amantes del vino. Se visitarán puertos como Valencia, Cartagena, Almería, Málaga y Cádiz, finalizando el itinerario en el puerto de Lisboa.

El director ejecutivo de Windstar Cruises manifestaba hace unos días que los habituales pasajeros que se embarcan en Windstar suelen mostrar especial interés en los cruceros enogastronomicos, de hecho en el anterior crucero Culinary & Wine Delights in Spain tuvo una gran aceptación que ha provocado que se repitiera la experiencia.

Además de la propia experiencia del viaje, de la posibilidad de conocer más a fondo los destinos, durante la navegación hay preparadas diferentes actividades como dos cenas organizadas en la que se podrán degustar algunos de los mejores vinos españoles, una cata diaria de vinos, dos excursiones a viñedos acompañadas de experiencias culinarias gratuitas, además de una actuación flamenco a bordo.

Etiquetas: ,