El otro día os hablábamos sobre la gran idea de Norwegian Cruises Line de crear los famosos estudios en el Norwegian Epic. La posibilidad de que un pasajero pueda viajar solo sin tener que pagar el suplemento de un camarote doble, y además hacerlo con otros homónimos en camarotes contiguos.

Hoy toca hablar de la clase The Haven (el refugio), para todos aquellos pasajeros del Epic que gustan de viajar en cruceros standard pero en una clase o categoría superior, con espacios exclusivamente limitados para ellos y donde se tienen ciertos privilegios respecto al resto de los cruceristas.

NCL fue la primera compañía naviera en introducir un espacio de suites como zona privada. El Norwegian Jewell fue el primer barco de la compañía en incorporar las suites The Haven, y a partir de entonces todas las incorporaciones de la clase Jewell además del Epic y de los próximos barcos de la clase Breakaway, disponen del espacio The Haven. Concretamente el del Epic, el complejo The Haven es el más grande que podemos encontrar en alta mar. Dispone de hasta 60 suites que se encuentran en la zona de proa entre las cubiertas 16 y 17 y otras 15  suites The Haven distribuidas en otras cubiertas (10, 11, 12 y 13) pero que del mismo modo tienen acceso a los espacios The Haven y a todos los privilegios que ello comporta.

Por ejemplo el tener acceso exclusivo al elegante restaurante The Haven con capacidad para 62 comensales, así como al bar y salón de éste. Este restaurante, salón y bar exclusivo para los pasajeros The Haven, se encuentra situado en la cubierta 16, en la zona de proa y teniendo a escasos metros las suites penthouse y las villas del The Haven.

En la cubierta superior 18 y 19, se encuentra otro espacio exclusivo para los pasajeros que se alojan en clase The Haven. Se trata del Posh Beach Club, un espacio reservado, más tranquilo y sosegado, situado en la zona más alta de proa y en la que podemos tumbarnos relajadamente en las decenas de tumbonas existentes, mientras tomamos una copita de daiquiri y disfrutamos de la brisa del mar. El resto de pasajeros puede tener también acceso al Posh Beach Club, pero eso sí, pagando un suplemento de 15$ dólares por pasajero y día.

Otro día hablaremos sobre las villas y las suites exclusivas que encontramos en The Haven, que tienen acceso exclusivo al The Haven Courtyard, una zona que dispone de piscina, jacuzzis, un bar restaurante y, sobre todo, haremos una mención especial a la suite Haven Deluxe,80 m2 de superficie para viajar a lo grande.

Etiquetas: ,

Deja un comentario