Alaska es uno de los destinos más alejados para ir en crucero, pero precisamente por eso, lo hacen ser un destino muy atractivo para visitar en crucero. Dado que gran parte del estado de Alaska es prácticamente inaccesible por carretera, una de las mejores formas de poder conocer esta región es hacerlo a través de un crucero.

La mayor parte de las compañías de crucero que operan por el estado de Alaska lo hacen en cruceros de una semana de duración con salidas desde Seattle o Vancouver y con paradas en puertos como Victoria, Prince Rupert, Ketchikan, Juneau o Skagway. De hecho, este es uno de los itinerarios típicos de cualquier crucero que navega por Alaska. Pero, ¿que es lo que hace tan atractiva esta región?

Para empezar, hay que decir que Alaska es el mayor estado de los Estados Unidos de América, pero a la vez es la menos poblada. Durante mucho tiempo está región perteneció a los rusos, hasta que en 1867 los estadounidenses la compraron por una gran cantidad de dinero.

De entrada, lo que más llama la atención a los turistas que visitan Alaska es su espectacular paisaje. Ya desde la cubierta de cualquier crucero que navega por esta región puede vislumbrarse un increíble panorama de montañas nevadas, exuberantes bosques e impresionantes cascadas.

Otra de las razones principales es el poder ver la vida silvestre del lugar. En Alaska se encuentran un gran número de especies que viven en su hábitat natural. Por ejemplo, la oportunidad de ver de cerca de los famosos osos pardos o las solitarias águilas sobrevolando la zona, vale más que la pena. Una de las excursiones que puede realizarse en los cruceros a Alaska es la posibilidad de poder ver de cerca de las famosas ballenas jorobadas, unos de los cetáceos más grandes que se encuentran en los océanos, ejemplares que pueden alcanzar los 15 metros de longitud y que se encuentran cerca de la costa de Alaska.

Si viajas a Alaska en épocas invernales y existe la oportunidad de acercarse hasta la zona de Fairbanks existe la posibilidad de apreciar el impresionante colorido de las auroras boreales.

En Alaska se puede disfrutar de multitud de actividades, muchas de ellas ofrecidas en las excursiones de los cruceros. No faltan excursiones de montañismo, actividades acuáticas como el rafting, kayak o la pesca, pero también las actividades de nieve como bajar en trineo. Entre las más populares, pero algo costosas, está la posibilidad de sobrevolar con hidroaviones los fiordos de Misty.

Talvez lo menos interesante pueda ser la historia de Alaska, pero lo cierto es que este territorio tiene una gran historia que se remonta a su pasado ruso. Conocer su artesanía, sus bailes, la música o algo más sobre los nativos de Alaska forma parte de las excursiones obligadas por Alaska.

Etiquetas: , ,

Deja un comentario