Paul_Gauguin

Navegar en crucero por las Islas de la Polinesia es una de esas experiencias únicas en la vida que uno recuerda siempre como realmente “diferentes”. Su lejanía, se encuentra a más de 6.000 km de cualquier sitio, lo exótico de su naturaleza y los impresionantes paisajes que te aguardan una vez allí, hacen de éste destino uno de los preferidos en Grandes Viajes. Muchos novios o recién casados también elijen éste destino por lo romántico de sus paisajes.

El viaje hasta allí es largo. Recordemos que se encuentran en las antípodas de nuestro país y el mundo es muy, muy grande. Lo mejor es viajar via Los Angeles o San Francisco y tomar allí un vuelo a Papeete. Si posible, otra opción pasar unos días en alguna de estas ciudades para hacer el viaje más ameno.

El buque Paul Gauguin es el mejor de los cruceros que operan en la zona. Da nombre a la naviera que lo opera, Paul Gauguin Cruises y el famoso pintor francés que vivió en estas islas hasta su muerte y que difundió con sus pinturas la cultura maorí local. Este barco está diseñado para surcar las aguas del sur del Pacífico y ofrece itinerarios por Polinesia durante todo el año.

El barco, gracias a su tamaño 19.200 toneladas y tan sólo 332 pasajeros atendidos por 217 atentos tripulantes, es ideal para surcar las pequeñas islas de la Polinesia Francesa. Ofrece detalles únicos, destacando la escuela náutica, donde los pasajeros pueden descender del buque desde la popa del mismo y practicar snorkel, piraguismo, etc.  Generalmente acuden expertos conferenciantes para ofrecer a los pasajeros charlas de mucho interés socio-cultural. El pasajero puede elegir entre 8 categorías de camarotes distintos, dependiendo de su localización y altura de cubierta, pero todos los camarotes son exteriores, no existen interiores, y la mayoría son con balcón.

Algunos entretenimientos a bordo son:

  • En el pequeño pero elegante Spa de a bordo se ofrecen masajes y tratamientos orientales. Además, existe la posibilidad de recibir un masaje en tu propio camarote e incluso en la playa -si la escala y el clima lo permite-.
  • La gastronomía de a bordo es excelente. Además del elegante restaurante principal, “L’Etoile”, se puede reservar mesa en el exclusivo restaurante “La Veranda”, de dos estilos, italiano y francés.
  • Cada noche se ofrecen “shows” musicales y cabaret en “Le Grand Salon”, un coqueta sala que dispone de bar y que ofrece un ambiente exclusivo y glamuroso todas las noches.

El Paul Gauguin opera todo el año cruceros de siete días saliendo y llegando a Papeete, aunque las mejores épocas son entre Septiembre y Abril.

dest_tahiti

El itinerario es el siguiente:

  • DIA 1 – Papeete
    Tahití es la mayor de las islas de la Polinesia. Su población se concentra principalmente en Papeete, la capital. Los amantes de las compras pueden disfrutar de sus elegantes tiendas, de su mercado municipal y de la zona del puerto. La ciudad se caracteriza por su mezcla de culturas francesa, polinesia y china. Sus suburbios se expanden a lo largo de kilómetros desde su costa hasta las montañas. El interior de la isla ofrece la espléndida e inolvidable oportunidad de practicar el senderismo o realizar excursiones en 4×4 y distrutar de sus impresionantes cascadas, sus parajes arqueológicos, grutas y mucho más. Tahití es accesible por aire desde la mayor parte del mundo. Todo el tráfico aéreo internacional llega a través del aeropuerto de Faa Papeete.
  • DIA 2 –   Raiatea
    Raiatea es la segunda isla más grande de las Islas de la Sociedad en la Polinesia Francesa. La principal ciudad de Raiatea es Uturoa, centro administrativo de las Islas de Sotavento. Las islas de Raiatea y Tahaa, están cerradas por el arrecife de coral y en una ocasión fueron una sola isla. El monumento más famoso de Raiatea es un templo al aire libre formado por siete marae de piedra, en lo que una vez fue tierra sagrada para los maoríes de Polinesia. Otras atracciones incluyen deportes acuáticos, actividades de aventura, excursiones culturales, excursiones y viajes por la laguna a las granjas de perlas o de vainilla.
  • DIA 3  –  Tahaa
    Tahaa es la isla de la “hermana” de la cercana Raiatea. Las dos islas están rodeadas de arrecifes de coral que en un tiempo pudieron ser una sola isla. Tahaa tiene una pocas playas en su pintoresco litoral. La mayoría de las playas en estas islas toman forma de pequeños islotes conocido como Motus. Tahaa tiene una hermosa laguna azul rica en vida marina donde se pueden practicar una gran variedad de deportes acuaticos tales como el submarinismo, windsurf y piragüismo. Las aguas que rodean ambas islas son también conocidas en todo el mundo por las oportunidades que ofrecen de navegar a vela o de pesca deportiva. El apodo de Tahaa es la “Isla de vainilla” – debido a su constante aroma a vainilla. De hecho, la isla cuenta con un total del 80% de la producción de vainilla de Tahití. Ambas islas tienen muchas granjas de perlas, reconocidas por su excelente calidad, estética y valor.
  • DIA 4 y 5  –  Bora Bora (Polinesia Francesa)
    Bora Bora es la isla más grande del grupo de islas de la Polinesia Francesa en el sur del Océano Pacífico. La isla, situada a unos 230 Km al noroeste de Papeete, está rodeada por una laguna y un gran arrecife. En el centro de la isla permanecen los restos de un volcán en extinción, el monte Pahia y el monte Otemanu. El principal lugar de la isla es Vaitape. El principal atractivo turístico de Bora Bora es su laguna, que es excelente para nadar y practicar buceo. Hay gran variedad de actividades náuticas, así como montar a caballo, en bicicleta y hacer excursiones en jeep.
  • DIA 6 – Moorea
    Moorea se encuentra a unos 17 km del noroeste de Tahití. El paisaje en Moorea es espectacular, con sus picos volcánicos que se aprecian mejor desde la bahía de Cook y Opunohu Bay, o desde el punto de Belvedere Lookout entre las dos bahías. Las laderas de sus montañas están cubiertas de bosques tropicales y las plantaciones de piña y playas de arena blanca bordean el agua cristalina de las lagunas. Lugares de interés en la isla incluyen la aldea de Tiki, la gran casa colonial en Kellum con un cuidado jardín, el valle de Opunohu y recorridos por la isla. Se ofrecen una amplia gama de actividades náuticas, incluida la pesca en alta mar, paseos en barco, vela, submarinismo y la contemplación de la recogida de coral y conchas desde barcos con fondo de vidrio.
  • DIA 7 y 8 – Papeete.

Un par de días adicionales para recorrer la isla y concer la visata obligada del Museo de Paul Gauguin

7nt_TahitiSocIsl_lo

Etiquetas: , , ,

2 Comments on Cruceros por la Polinesia Francesa

  1. navalia says:

    !Esto es el paraiso!, algún dia, algún dia,……………

  2. juan.rodero says:

    Cierto, toda una experiencia

Deja un comentario