gh

El pasado domingo día 16 tuvo lugar, en el puerto de Barcelona, la ceremonia de bautizo del nuevo barco de Iberocruceros, Grand Holiday.

Se trata de un barco de cruceros clásico, muy alejado de las grandes moles flotantes actuales, con un tonelaje de 46.052 y una capacidad de unos 1.850 pasajeros que se podrán distribuir en sus 727 camarotes y acomodarse en bonitas suites, cabinas exteriores e interiores.

No hay que olvidar que se trata de un barco renovado y adquirido de la antigua flota de Carnival, su chimenea lo delata, y cuyo resultado ha sido excelente. El pasajero encontrará camarotes de dimensiones estándar equipados todos con pantalla plana, nuevo mobiliario y moquetas, un amplio spa con todo tipo de servicios y tratamientos, casino, tiendas, piscinas y solariums, buffet, dos amplios restaurantes, discoteca y unos salones decorados con colores armoniosos y muy elegantes. Amplios espacios tanto en el interior como en las cubiertas exteriores que invitan a la tranquilidad y a la relajación. Todo ello, por supuesto, va acompañado de buena cocina y de un servicio profesional y, ante todo, muy amable. Además, el hecho de que el idioma a bordo sea el español, supone un gran aliciente para todos aquellos pasajeros que prefieren un servicio y un ambiente “made in Spain”.

cocina

El Grand Holiday inició su crucero inaugural zarpando el 18 de mayo del puerto de Barcelona y a partir del día 23 de mayo y hasta el 21 de noviembre realizará cruceros de una semana por el Mediterráneo más clásico, tocando puertos que permitirán la visita a ciudades como Mónaco, Florencia, Roma o Túnez.

La excelente organización del evento hizo que la ceremonia de bautismo diera comienzo con un coctel en el hall de la terminal A – Palacruceros, donde se reunieron directivos de la compañía, medios de prensa e invitados antes de acceder al muelle donde se había preparado el escenario para el evento. Conducido por el locutor y presentador de tv, Luis Larrodera, hubo intervenciones por parte del consejero delegado de la compañía, Mario Martini y de Jordi Valls, presidente de la Autoridad Portuaria de Barcelona.

BRINDIS

Como manda la tradición, se entregó  la campana del barco a su capitán.

Pero no hay bautismo sin una madrina y en este caso ese honor correspondió  a la actriz, modelo y presentadora Pilar Rubio quien, tras unas palabras de agradecimiento, procedió a romper una botella de cava contra el casco del barco, quedando de este modo bautizado el Grand Holiday.

Unos castillos de fuegos artificiales y un espectáculo musical y de danza acrobática realizada sobre el casco del barco, pusieron el punto final a la ceremonia.

Más tarde, se obsequió  a los asistentes con una cena de la cual vale la pena destacar el detalle de incluir el logotipo de la compañía en la presentación del postre y más tarde un espectáculo en el teatro acompañó a los allí  presentes hasta bien entrada la madrugada.

No cabe duda que el buen hacer de la compañía, la elegancia del barco y su magnífico servicio harán que el Grand Holiday se convierta en uno de los buques más demandados en los próximos meses. Su oferta de ocio y diversión a bordo rodeados de todo tipo de comodidades y una ruta que permite admirar las maravillas que ofrece el Mediterráneo occidental, contribuirán al disfrute de sus pasajeros.

Muy pronto, las fotos del evento en nuestro canal de Facebook y Flickr!

Si os interesa reservar un crucero con Iberocruceros no dudéis solicitar información o presupuesto a través de nuestra web www.xyo.travel y a través de nuestros expertos asesores mediante email reservas@xyo.travel o  llamando a nuestro Departamento de reservas: (+34) 902 26 66 99 o (+34) 93 302 04 29.


Etiquetas: ,

Deja un comentario